8 julio 2016

Un pecado llamado homofobia

La homosexualidad es pecado. Puedo afirmar esto desde la perspectiva cristiana de la vida: no es el diseño original de Dios y no suma al florecimiento de la humanidad. La atracción hacia el mismo sexo no honra a Dios (Génesis 2:21-25).

Pero la homofobía también es un pecado. También puedo afirmar esto desde la perspectiva cristiana de la vida: no es el diseño de Dios y no suma al florecimiento de la humanidad. La aversión a personas que piensan y viven de manera distinta a la mía tampoco honra a Dios (Lucas 10:25-37).

Hoy pensamos que solo hay dos opciones en el trato a personas que son diferentes a nosotros: afirmar sus persona y estilo de vida o rechazarlas. Aquellos que afirman, aceptan a las personas y ven de manera correcta su estilo de vida. Aquellos que los rechazan, excluyen a las personas y ven de manera equivocada su estilo de vida. Creo que estos son dos errores y que los cristianos caemos en ambos lados.

Algunos cristianos caen en el primer error: aceptan al homosexual y la homosexualidad (Isaías 5:20). Para llegar a esta conclusión, la Biblia sale sobrando porque de acuerdo a ella la homosexualidad es pecado. La mayoría de cristianos caen en el segundo: odian al homosexual y la homosexualidad (Lucas 18:9-14). Y para llegar a esta conclusión, la Biblia también sale sobrando porque de acuerdo a ella odiar al prójimo es igualmente pecado.

Si vamos a la Biblia vemos que Jesús nos mostró un tercer camino: amar a la persona sin aceptar su estilo de vida y rechazar su estilo de vida sin excluir a su persona (Lucas 5:31). En el Evangelio, puedo amar a mi ______ gay como a mí mismo sin estar de acuerdo con cada una de sus acciones, así como también puedo confrontarlo con su pecado sin dejar de amarlo. 

Jesús nos llamó a amar inclusive a nuestro enemigo (Mateo 5:43-48). Eso significa que puedo buscar el bien de una persona no solo cuando no piensa o actúa como yo, sino aún cuando piensa y actúa en mi contra. Si es así, estoy obligado por mandato de Jesús a ser el mejor amigo, vecino, compañero de trabajo y familiar de aquella persona con atracción al mismo sexo pueda tener.

Odiar al homosexual y la comunidad gay es pecado. Lo contrario no significa aceptar su estilo de vida como correcto. Lo contrario significa ser santificado en el pecado llamado homofobia.

2 comments on “Un pecado llamado homofobia”

  1. Judas 1:18 los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malvados deseos.

    19 Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al Espíritu.

    20 Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo,

    21 conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.

    22 A algunos que dudan, convencedlos.

    23 A otros salvad, arrebatándolos del fuego; y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada por su carne..........................

Responder a Javier Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes alguna pregunta?

Escríbenos

Copyright © Todos los derechos reservados a esclavosdecristo.com
Un sitio web desarrollado por dobleinfinit.com
envelope linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram