Comencemos ubicando en una categoría a Disparando contra Dios. El libro se encontraría dentro de la apologética o apología cristiana. Para los menos doctos aclararemos que la apologética (en teología y literatura) consiste en la defensa de la fe conforme a una posición o punto de vista. La palabra apologética proviene del griego απολογία (apología), que designa la posición de defensa militar contra un ataque. La apología cristiana es el área de la teología que se especializa en usar argumentos racionales para defender y difundir el cristianismo.
Los apologistas cristianos defienden su punto de vista por medio de evidencia histórica, argumentos filosóficos, evidencia científica, razonamiento lógico, entre otros. La apología cristiana ha evolucionado durante los siglos, remontándose al apóstol Pablo, e incluye célebres filósofos medievales como San Agustín de Hipona. Algunos apologistas modernos fueron C.S. Lewis y G. K. Chesterton.
En la actualidad, el autor de Disparando contra Dios, John C. Lennox, representa un referente en esta categoría con obras como ¿Ha enterrado la ciencia a Dios?”, y también otros escritos como Conceptos bíblicos fundamentales para comprender y enseñar la Biblia a la sociedad de hoy: Fundamentos para una ética bíblica: La Biblia y la educación ética para un mundo en transición y Una definición del cristianismo para el siglo XXI: un estudio basado en los Hechos de los Apóstoles.

En la presente obra, Lennox expone nuevas ideas sobre la naturaleza de Dios y el cristianismo que harán reflexionar tanto a los mejores amigos como a los peores enemigos de los nuevos ateos. Según Lennox, el ateísmo está en auge en el mundo occidental y su enemigo es Dios. Los “nuevos ateos” afirman que la religión “es peligrosa”, que “mata” o que “lo envenena todo”. Y si la religión es el problema del mundo, la respuesta es simple: deshagámonos de ella. ¿Pero las cosas realmente son así de simples? John Lennox se enfrenta a autores como Richard Dawkins, Stephen Hawking, Christopher Hitchens y Daniel Dennett, resaltando las falacias de sus planteamientos, argumentando que su metodología irracional y poco científica los hace culpables de la misma necedad obstinada de la que ellos acusan a los religiosos dogmáticos.
Disparando contra Dios es una buena lectura por su forma ordenada en la que capítulo a capítulo Lennox te lleva por un magnífico desarrollo argumental: parte del “conflicto” entre ciencia y religión, se detiene en la afirmación de que la religión causa daño y en la cuestión de la moralidad (tanto en las Escrituras como de forma más amplia en nuestro mundo), hasta llegar a la pretensión de la Biblia de narrar sucesos sobrenaturales. Por último, nos lleva a la principal afirmación sobrenatural de la fe cristiana: que Jesús de Nazaret literalmente resucitó de los muertos. A lo largo del libro, Lennox examina los argumentos de sus oponentes, señala sus puntos débiles, mostrando la incoherencia de su acercamiento.

Leer este libro resulta emocionante, ya que no solo encontrarán una refutación detallada de las afirmaciones de los nuevos ateos, sino una defensa igualmente pormenorizada de la fe cristiana en los mismos términos. En conclusión, no se me ocurre otro libro mejor sobre este tema.

Capítulo 1 ¿Son Dios y la fe enemigos de la razón y la ciencia?
Capítulo 2 ¿Es venenosa la religión?
Capítulo 3 ¿Es venenoso el ateísmo?
Capítulo 4 ¿Podemos ser buenos sin Dios?
Capítulo 5 ¿Es el Dios de la Biblia un déspota?
Capítulo 6 ¿Es la expiación moralmente repulsiva?
Capítulo 7 ¿Son los milagros pura fantasía?
Capítulo 8 ¿Resucitó Jesús de los muertos?
Capítulo 9 Reflexiones finales

Si quieres saber más sobre esta obra:

• John Lennox: Disparando contra Dios (conferencia en la Universitat de Barcelona)
• Leer más en ingles Gunning for God por David Ould