El sábado 29 de agosto se realizó La conferencia La Verdadera Masculinidad en la Iglesia Bautista La Nueva Esperanza, pastoreada por Daniel Puerto. La conferencia tuvo como expositor al pastor  Luis Contreras de la Iglesia Cristiana de la Gracia de Ciudad de México.

El primer sermón de la conferencia fue “El Hombre y El Pecado Sexual”. Sin duda es algo que nos afecta a todos y del cual ninguno está excepto, razón por la cual debemos estar siempre estar apercibidos tal como lo estaría un soldado en medio de una batalla.

Uno de los llamados más específicos para el carácter de todo hombre y que expresa la masculidad cristiana lo hizo Pablo:

«Manténganse alerta; permanezcan firmes en la fe; sean valientes y fuertes».
—1 Corintios 16.13

Les comparto la parte I del resumen del Sermón y espero que a cada uno de nosotros nos ayude a guardarnos puros y santos hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo.


El pastor Luis Contreras empezó introduciendonos al Libro de Proverbios e indica que los primeros 7 capítulos del libro de proverbios, Salomón advierte más a su hijo en relación al pecado sexual (Proverbios 2; 5; 6 y 7).

¿Porqué hablar tanto de este pecado?

  • Es un pecado muy atractivo.
  • La inmoralidad sexual es un pecado muy engañoso (piensas que es lo único que traerá satisfacción).
  • Tiene la capacidad de matarte.

Salomón estaba muy familiarizado con este pecado

Conocía la pecaminosidad de su corazón. Los padres de Salomón fueron David y Salomé. Y sin dudas David su padre le habló de lo que hizo antes de que Salomón naciera (2 Samuel 11; 12). Salomón luego de haber escrito todo esto también se desvió como lo menciona 1 Reyes 11:3, donde da riendas sueltas a sus pasiones pecaminosas.

En Proverbios 5:1 Salomón le recuerda a seguir el consejo del padre y aplicar la verdad de Dios a su vida.

1. La inmoralidad es engañosa

En Proverbios 5:3 Le advierte del pecado sexual y de la mujer extraña. Compara sus palabras con la miel ¿Por qué habla de la miel?. En esa época se endulzaban los alimentos con miel o con fruta. La miel era muy difícil de obtener y es algo delicioso. En lenguaje figurado lo compara con la mujer adultera, quien dirá palabras halagadoras al hombre para conquistarlo. Te debes cuidar de la persona del sexo opuesto que te adule. El pecado sexual apela al orgullo del hombre. La mujer inmoral (4-6) es un peligro. El pecado sexual trae angustias, aflicción, dolor y muerte.

¿Cómo evitar la inmoralidad sexual?

Haz todo lo que está de tu parte para alejarte de la inmoralidad. Para guardarnos del pecado el Salmos 118:11 nos aconseja que debemos llenar nuestra mente con la Palabra de Dios. Para evitar la inmoralidad debes ¡Alejarte de ella! ¡Crear distancia! en todo tiempo.

Las Escrituras nos aconsejan de manera siguiente:

1 Corintios 6:18 “Huid de la fornicación…”
2 Timoteo 2:22 “Huye de las pasiones juveniles…”
1 Tesalonicenses 4:3 “que os apartéis de fornicación…” (En el Griego es Mantente alejado, evita el contacto, guarda tu distancia).

La fornicación no es un demonio
Sabemos que el que ha nacido de Dios no está en pecado: Jesucristo, que nació de Dios, lo protege, y el maligno no llega a tocarlo.
— 1 Juan 5.18

Somos templo del Espíritu de Dios y el Espíritu de Dios no renta, no alquila su habitación, no tiene relación con ningún demonio. Dios es soberano en guardar nuestra vida del pecado y se encarga de suministrar de su Espíritu para darnos claridad, pero no podemos dejar a un lado la responsabilidad que tenemos para evitar el pecado. (Colosenses 3:16; Gálatas 5:16)

Te debes alejar de cualquier cosa que te lleve a pecar.

Mateos 5:27-29 “Si alguno mira… por tanto si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, échalo…” Evita la tentación. Evita cualquier cosa que te lleve a pecar. El pecado sexual es dolor disfrazado de deleite.

2. La inmoralidad roba el dinero

(Proverbios 5.9-10) el hijo perdería dinero porque tenía que darle a la mujer, en el caso de ser una prostituta. Darle manutención en el caso de tener un hijo con ella.

3. La inmoralidad roba la salud

(Proverbios 5.11) Si caes en la inmoralidad gemirás al final, se consumirá tu carne y tu cuerpo, tal vez por una enfermedad venerea. Traerá desgaste a tu vida, ansiedad, culpabilidad, cargas por estar encubriendo tu pecado e intentando huir de las consecuencias de tu pecado. Trae sufrimiento profundo y te puede llevar hasta la muerte.

4. La inmoralidad sexual roba el gozo

(Proverbios 5.12-13) Salomón le dice a su hijo que perdería el gozo. Salomón le presenta un hombre que está sufriendo, un hombre que pudo haber evitado el pecado pero prefirió pecar y recibir el daño.


Continuamos el Lunes con “Razones por las que debes evitar la inmoralidad sexual — Luis Contreras [Parte II]“.
Puedes ver el vídeo completo en el siguiente link: https://goo.gl/aZZDAg