El 7 de diciembre de 2013 escribí un artículo en el que señalé los graves errores que abundan en los superclásicos de Dante Gebel. Sin embargo, el mensaje que Gebel predicó una semana después en el Superclásico 20 años causó mucha sorpresa ya que fue más bíblico de lo esperado. Esto hizo creer a algunos que Gebel se había arrepentido de sus malas prácticas. Pero existen varias razones para poner en duda su arrepentimiento.

Plagió material de otros

No hay nada de malo en usar el material de otros, siempre y cuando demos el respectivo crédito. La RAE define la palabra plagiar como el “copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias”. El plagiar es un acto deshonesto y por ende, un pecado que la Biblia condena (Sal. 34:13, Prov. 14:25, 1 Pedro 2:1, 3:10).[1]

Gran parte del contenido del mensaje de Gebel se basó en una serie de sermones que predicó anteriormente en su iglesia. Uno de esos sermones fue el titulado El secreto mejor guardado del infierno.

Gebel plagió este sermón de uno de Ray Comfort (escuchar audio).

¡Nota que Gebel copió hasta el título!

Si te tomas el tiempo para escuchar ambos sermones, verás que Gebel plagió el tema central, las ilustraciones y los pasajes bíblicos, entre otras cosas. También es evidente que Gebel robó frases palabra por palabra, sin dar crédito, del libro Difícil de creer de John MacArthur.

Asimismo citó textualmente y sin dar crédito muchas frases que MacArthur dijo en este video.

Frases como esta, esta, esta y esta, fueron calcadas de MacArthur, sin embargo, Gebel se las atribuyó a sí mismo.

Contó con el apoyo de Enlace

Enlace es un canal pseudocristiano que se ha encargado de contribuir a la apostasía en América Latina. Sus programas promocionan el evangelio de la prosperidad y otras herejías representadas por apóstatas como Joel Osteen, Cash Luna y Guillermo Maldonado. Cada tres meses realizan eventos televisivos llamados Maratónicas en donde se ofrecen falsas promesas de prosperidad, éxito, salud y milagros a cambio de dinero.

Gebel, en lugar de denunciar los errores graves y los abusos de este canal, se asoció con ellos en la difusión de su Superclásico (SC).

Honró a un falso maestro

dante-gebel-apoyando-a-falso-maestroCabrera es un pastor ecuménico que se juntó a orar junto a otros pastores con el Papa Francisco, el líder de la Iglesia Católica Romana. En esa reunión, se le dio al Papa “una palabra que varios habíamos sentido basada en Jeremías 1, que Dios lo había escogido como un profeta a las naciones y que no tuviera temor a dar la palabra como Dios se la daba”.dante-gebel-honrando-al-papa

Cabrera, de acuerdo a su página web, fue un representante de G12 Argentina por doce años, y hasta el día de hoy sigue desarrollando la visión G12 (lee este artículo sobre los errores de este movimiento). También ha servido como traductor de Benny Hinn en algunas de sus campañas en Argentina. Estas evidencias indican que Cabrera, lejos de ser un gran hombre de Dios, es más bien un gran siervo de Satanás como muchos de los amigos de Gebel.

Siguió vendiendo sus herejías

Imagina a un traficante de drogas que por años ha llenado sus bolsillos a costa de este negocio nefasto que destruye tantas vidas. Digamos que un día reconoce públicamente que actuó mal y que desde ese momento en adelante conseguirá un trabajo honesto. Pero, ¿qué si después de un breve tiempo se descubre que nunca se deshizo de las drogas y que las sigue vendiendo? Lo lógico es concluir que nunca realmente se arrepintió, ¿cierto?

Bueno, eso es lo mismo que ha sucedido con Gebel.

Gebel afirmó lo siguiente en el SC 20 años:
dante-gebel-confieza-no-haber-predicado-el-evangelio-de-la-cruz

Nota que Gebel implícitamente está culpando a Dios por el hecho de no haber predicado el verdadero mensaje del evangelio por dos décadas. Pero el punto es que si las palabras de Gebel fueron sinceras, él habría eliminado todo lo que predicó y escribió por 20 años y desde ese momento hubiera empezado a predicar solamente mensajes bíblicos. Pero no ha hecho ni lo uno ni lo otro. Gebel no se ha deshecho de ninguno de los mensajes que predicó ni tampoco de sus libros de autoayuda, éxito y prosperidad material como Destinado al Éxito: Como alcanzar tus sueños. Además, sigue vendiendo los mensajes antiguos de sus superclásicos. Y sobre todo, Gebel continua predicando mensajes antropocéntricos que solo buscan decirle a la gente lo que quiere oír (2 Tim. 4:3). En otras palabras, a Gebel le “ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno” (2 Pedro 2:22).

Participó en una “maratónica”

Otra evidencia de su arrepentimiento artificial es el hecho de que solo ocho semanas después del SC 20 años, Gebel participó activamente en una maratónica de Enlace, en donde, cual Tetzel moderno, animó a la gente a mandar su dinero al canal para recibir un milagro. Esta es una maldad terrible ya que entre las personas que solo buscan sus propios deseos carnales, también están aquellas desesperadas que en ignorancia mandan el poco dinero que tienen con la esperanza de que sus deudas sean canceladas, sus enfermedades curadas y sus situaciones difíciles solucionadas.

Celebró cuando debería haberse lamentado

El ambiente del SC 20 años no fue de remordimiento, ni de lágrimas, ni de tristeza sino de fiesta y celebración por el aniversario de los 20 años de los SC. Pero yo me pregunto: ¿Qué celebró? ¿Celebró el haber predicado por dos décadas un falso evangelio? ¿Celebró el hecho de haber guiado quizás a miles al infierno como resultado de haber predicado un mensaje que condena?

A continuación voy a presentar once evidencias bíblicas que demuestran que Dante Gebel es un falso maestro de acuerdo, principalmente, a las características que encontramos de ellos en las cartas de 2 de Pedro y Judas. La gran mayoría de los enlaces que incluyo en este escrito corresponden a fuentes originales en lugar de material editado con el fin de que el lector pueda ver por sí mismo que no estoy sacando de contexto a Gebel.

  1. Es ecuménico

Mike Gendron escribió estas oportunas palabras:

“No olvidemos nunca la chispa que encendió la Reforma cuando Martín Lutero clavó sus 95 tesis en la puerta de la Iglesia del Palacio de Wittenberg, Alemania. La mayoría de la gente en ese tiempo creía en el purgatorio, un lugar de fuego atormentador que se decía que era para purgar sus pecados a fin de prepararlos para el cielo. La Iglesia Católica comenzó a vender indulgencias y el perdón de los pecados como cualquier otra mercancía en el mercado. Las indulgencias se vendieron para reducir la cantidad de tiempo y el sufrimiento en el purgatorio. Cuando Lutero vio cómo el don de Dios era tratado con tanto desdén por el Vaticano, se vio obligado a tomar medidas para defender la gloria y el honor de Jesucristo y la pureza de Su Evangelio. 500 años atrás los protestantes llamaron al Papa ‘anticristo’ y fueron torturados y asesinados por negarse a doblar la rodilla ante la Eucaristía. Trágicamente muchos evangélicos han olvidado o desechado la Reforma. Una reciente encuesta de 1000 pastores principales de LifeWay Research reveló que casi dos tercios de los pastores evangélicos dicen que el Papa Francisco es su hermano en Cristo.

¿Cómo podemos explicar un cambio tan dramático? La claridad y la autoridad de la Palabra de Dios están en peligro en nuestra era de la posmodernidad. La ignorancia bíblica y la falta de discernimiento están produciendo un terreno fértil para el engaño. No hay suficientes cristianos que están contendiendo ardientemente por la fe de los apóstoles y la exclusividad del Evangelio”.

Gebel ha mostrado en muchas ocasiones su amistad con la iglesia católica, al considerar a los católicos como hermanos en Cristo, lo cual demuestra su desprecio por la verdad bíblica y por lo conseguido en la Reforma.

dante-gebel-cada-uno-cree-lo-que-quiere


  1. Blasfema

“Los pecadores impíos han hablado contra él”. Judas 15

Gene L. Green dice sobre este pasaje que “aquí la denuncia constituye una acusación de ‘blasfemia,’ ya que tales palabras se dicen ‘contra él,’ es decir, el Señor. Estos ‘pecadores impíos’ serán juzgados no solo por sus hechos, sino también por sus palabras, las cuales demuestran que no reverenciaron a Dios y se establecieron a sí mismos contra Él”.

La Biblia declara inequívocamente que Dios es justo.

Deuteronomio 32:4 dice, “Él es la Roca, cuya obra es perfecta, porque todos sus caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en él; es justo y recto”.

Salmos 11:7: “Porque Jehová es justo, y ama la justicia”.

Salmos 116:5: “Clemente es Jehová, y justo”.

Romanos 9:14: “¿Qué, pues, diremos? ¿Que hay injusticia en Dios? En ninguna manera”.

Sin embargo, Gebel asegura en un mensaje titulado “Los Favoritos de Dios” que, “en ocasiones Dios no es justo”, que “la gracia de Dios es tan injusta” y que él conoce “a un Dios injusto”.

Esto es una blasfemia.

Esto es una calumnia en contra del carácter santo de Dios. Es absolutamente imposible que un verdadero cristiano llegue al extremo de negar un atributo de Dios.

En otro mensaje titulado Mantén el rumbo, Gebel, orando al Espíritu Santo, dice:

“Yo te pido Dios que les ayudes a enfocarse. Espíritu Santo, hagamos un poco de trampa. Vamos Espíritu Santo, ayúdales a enfocarse”.

Ahora Gebel blasfema en contra de la tercera persona de la Trinidad, implicando que Él es capaz de hacer trampa.

Como si estas blasfemias fueran poco, Gebel también afirmó en otra oportunidad:

“¿Porque Dios elegiría una prostituta para hacer un pacto con Su pueblo? Yo creo que a lo mejor la elige porque la prostituta y la gracia de Dios se parecen mucho. A ambas no les importa con quien se meten (risas). A ninguna de las dos les importa tu pasado. Ni a la prostituta ni a la gracia de Dios. Si vas con una ramera no le importará tu apariencia. Si vas con la gracia de Dios tampoco le importa tu apariencia. Si vas con una prostituta no importa cuál sea tu higiene si eres limpio o sucio. Adivinen. Si van a buscar la gracia de Dios tampoco le importa ni te hace preguntas acerca de tu pasado. Ni siquiera de tu presente. Y tampoco le importa tu higiene espiritual. No le importa. Una lo hace con cualquiera, la otra también. Una cobra y lo hace por dinero, la prostituta. La otra es gratis y lo hace por amor porque la gracia de Dios es por amor y dice te la quiero dar porque se me antoja, porque quiero (aplausos). Yo creo que la prostituta y la gracia se parecen. Yo creo que por eso Dios la elige adrede en la Biblia porque las dos están en la misma condición. Dios hace un pacto con una ramera porque tiene similitudes con la gracia de Dios”.

No hay un solo versículo en toda la Biblia en donde se haga una comparación entre la gracia de Dios y una ramera. Esta comparación blasfema de Gebel es producto de su propia mente impía e irreverente en contra del Dios santo. En la Biblia, los pecados del pueblo de Israel son comparados con una prostituta y no con la gracia de Dios (Jer. 3:6-9, Eze. 20:30, Oseas 5:3).

  1. Es arrogante

Hablan con arrogancia”. Judas 1:16

John MacArthur comentando sobre este pasaje dice que “los apóstatas estaban tan dominados por sí mismos que hablaban con arrogancia, o como la Versión Reina Valera 1960 traduce la expresión, hablan ‘cosas infladas.’ Ellos pomposamente se inflaban a sí mismos con un vocabulario religioso elaborado y sofisticado que tenía un tono espiritual externo y atractivo, pero carecía de la verdad y la sustancia divinas”.

Hay muchas maneras en las que Gebel ha mostrado una y otra vez su arrogancia. Una de ellas es la forma en que se defiende de sus críticos. Él nunca acepta ningún tipo de exhortación aunque sea de manera respetuosa y bíblica. Gebel se caracteriza por responder con un tono burlesco, sarcástico, ofensivo, falto de amor y condescendiente.
dante-gebel-falto-de-amor-2
dante-gebel-falto-de-amor

Otra de las formas en que se puede ver la arrogancia de Gebel es por sus constantes referencias a su “éxito”. Proverbios 27:2 dice “Alábate el extraño, y no tu propia boca; el ajeno, y no los labios tuyos”.

Según la extraña lógica de Gebel, sus críticos “sienten [por él] una admiración no resuelta en su interior” y asegura que “la crítica es el homenaje que la envidia le hace al éxito”.

dante-gebel-no-acepta-la-critica

Todos los ejemplos de arriba no son nada comparados a las arrogantes palabras que Gebel dijo sobre su exclusiva relación con Dios:

“¿Ustedes creen que Dios va a hacer algo en Garden Grove (su iglesia) sin preguntarle a Dante Gebel? ¡Oh no! No conocen la relación que yo tengo con él. Él no hará nada si antes no lo habla conmigo. Ese es el trato que tenemos y pueden estar seguros que ese es el trato que Dios tendrá contigo. ¿Cuantos lo creen? ¡Díganme amén! ¡Aleluya!”

En otras palabras, lo que Gebel implica es que Dios tiene que pedirle permiso a él para hacer algo en SU iglesia.

  1. Le dice a la gente lo que quiere oír

“Acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos”. 2 Timoteo 4:3

Un falso maestro es por naturaleza alguien que le dice a la gente lo que quiere oír (Rom. 16:17-18). Es un lisonjero, alguien que adula a las personas para sacar provecho (Judas 1:16).

Si vas por la calle y comienzas a preguntar a la gente que es lo que quieren en esta vida, sin duda te dirán que quieren cumplir sus sueños, ser populares, tener éxito, ser sanos, prósperos, bendecidos, millonarios y tener una buena figura para que puedan elevar su autoestima.

Estos son precisamente los temas recurrentes que Dante Gebel predica y que produce al sacar la Biblia de contexto. Gebel constantemente le dice a la gente que pueden ser campeones, que están destinados al éxito, que deben amarse a sí mismos y que Dios va a cumplir todos sus sueños egoístas.

Cristo nunca prometió estas cosas a sus seguidores. Él más bien prometió que los cristianos serían odiados por el mundo (Juan 15:18-19, 1 Juan 3:13), que sufrirían persecución (2 Tim. 3:12) y que debían negarse a sí mismos y estar dispuestos a morir si es necesario (Lucas 9:23).

  1. Enseña herejías destructivas

“Introducirán encubiertamente herejías destructoras”. 2 Pedro 2:1

Simon J. Kistemaker, hablando del objetivo de los falsos maestros según este versículo, dice:

“En forma furtiva e ilegal, entrarán en la comunidad cristiana para diseminar sus herejías. La palabra herejías deriva del verbo griego que significa tomar algo para uno mismo, escoger o preferir. Se refiere a determinado curso de pensamiento o acción que un individuo toma, o que un grupo de gente adopta, como artículo de fe o modo de vida. Los falsos maestros, entonces, entraban disimuladamente en la comunidad cristiana con doctrinas concebidas para destruir la vida espiritual y moral de los cristianos. Pedro escribe que estos maestros, a causa de sus actividades anticristianas, atraen ‘sobre sí una rápida destrucción.’ Al entrar furtivamente en la iglesia con el propósito de destruir a sus miembros con falsas doctrinas, estos maestros se destruyen a sí mismos. Es más, se abocan una misión suicida”.

Gebel predica herejías destructivas tales como:

La confesión positiva

Para una explicación detallada de esta herejía, recomiendo el mensaje llamado El Engaño de la Confesión Positiva de Chuy Olivares.

El evangelio de la prosperidad

Solo basta que escribas en el buscador de la página de la iglesia de Gebel palabras como unción, bendición, prosperidad, sueños, bendición, metas, riqueza, sanidad o éxito para que entiendas que la gran mayoría de los mensajes de Gebel son de prosperidad material.

Para una explicación sobre los peligros de esta herejía recomiendo el excelente artículo titulado Una Mirada Bíblica al Evangelio de la Prosperidad de Gerson Morey.

El autoestima

Solo quiero mencionar brevemente acá que la Palabra de Dios jamás nos manda a amarnos a nosotros mismos. Cuando Jesús dijo, “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo” (Lucas 10:27), él no quiso decir que para amar a nuestro prójimo debemos amarnos a nosotros primero. Más bien, sus palabras muestran el hecho de que el hombre naturalmente se ama a sí mismo, es decir, se alimenta cuando tiene hambre, bebe cuando tiene sed, se abriga, va al doctor cuando se enferma, etc. Lo que Cristo está diciendo entonces es que lo que hacemos por nosotros mismos debemos hacerlo también por nuestro prójimo. Cabe mencionar que la Biblia incluye a la autoestima en una lista de pecados y no de virtudes (2 Tim. 3:1-5).

Para conocer más en profundidad sobre esta herejía lee esta serie de artículos de Luis Rodas.

  1. Se burla de la Segunda Venida de Cristo

“Vendrán burladores… diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento?2 Pedro 3:3-4

Simon J. Kistemaker señala correctamente que “aquí tenemos las palabras que estos burladores dicen. Con arrogancia niegan que el día del juicio llegará. Repudian el mensaje que dice que deben rendir cuentas de sus palabras y hechos. Se burlan de la promesa de Jesús cuando dice que regresará el último día y preguntan despreciativamente: “¿Qué hubo de esa ‘venida’ que prometió él?” Vale la pena notar que no tienen interés en el tiempo del regreso de Cristo, sino que preguntan dónde está. Esto quiere decir que ellos dudan de la veracidad de la palabra hablada y escrita de Dios”.

Es un hecho que en más de 20 años de ministerio, Dante Gebel jamás ha predicado sobre la Segunda Venida de Cristo. Puede que lo haya mencionado pero no ha predicado sobre esto de una manera bíblica y detallada. Y no es una coincidencia. Gebel a propósito evita predicar de temas bíblicos que pueden hacer que pierda seguidores. A él solo le interesa lo temporal y pasajero. Sin embargo, cada vez que ha hecho referencia al advenimiento de Cristo, lo ha hecho de manera burlesca e irreverente, tal como Pedro nos dice que actuarían los falsos maestros.

Según Gebel, hablar de la inminencia del retorno de Cristo es una teología irresponsable. Dice que está harto “de pertenecer a una generación castrada, una generación que espera que Cristo los rescate en un ovni volador de esta tierra que en cualquier momento se cae a pedazos”. Y también le gusta repetir que todavía no nos hemos ido [en el rapto], en clara burla a aquellos que piensan que la venida de Cristo está próxima.

El desprecio que Gebel siente por la Segunda Venida de Cristo es contrastado por lo que los autores bíblicos nos dicen sobre este evento futuro.

“Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no solo a mí, sino también a todos los que aman su venida” (2 Tim. 4:8).

“El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús” (Apoc. 22:20).

Gebel asegura creer en la segunda venida de Cristo pero que no tiene ganas de irse en el rapto y compara a aquellos que si desean abandonar este mundo impío con ratas arrancando del Titanic.

  1. Maldice a seres celestiales

Blasfeman de las potestades superiores”. Judas 1:8

La palabra blasfemar (blasfemeo) quiere decir insultar, hablar mal o maldecir. Estoy convencido de que la expresión “potestades superiores (doxas)” o glorias, hace referencia a demonios o a Satanás mismo. El verso siguiente lo deja claro:

“Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda”.

El punto que Judas quiere dar es simple: El arcángel Miguel con todo su poder y autoridad, no quiso maldecir a Satanás sino que cedió la causa al poder último y soberano de Dios. En contraste, los falsos maestros que no tienen ninguna autoridad sobre seres celestiales, en su arrogancia y atrevimiento, maldicen a los demonios y a Satanás mismo.

¡Esto es exactamente lo que Gebel ha hecho!

En su mensaje llamado La última muralla, Gebel dijo:

“Diablo, no solo declaro bendición en mi vida sino que te maldigo a que nunca más toques ni a mis hijos ni a mis finanzas porque la vas a pagar caro. Ya te vas a consumir en el infierno pero yo voy hacer que la pases mal. Yo voy a ser tu peor enfermedad. Voy a ser tu peor pesadilla. Te voy a hacer la vida imposible. Yo te maldigo Satanás. Te maldigo Satanás. No te atrevas a tocar a mi familia. ¿Cuántos quieren una orden de restricción para Satanás? Díganme amén”.

En el SC Estadio Único lo hizo otra vez:

“Diablo, ahora sí me hiciste enojar. Por cada joven que tú quieras matar, reclamo diez mil para la gloria de Jesucristo”.

Este es otro ejemplo de la arrogancia y de la lógica retorcida de Gebel. Si la salvación de los jóvenes consiste en reclamárselas al Diablo entonces debería reclamar 10 millones por lo menos y no solamente 10 mil.

Nadie tiene el poder para salvar almas excepto Dios. Nuestra responsabilidad se limita a predicar el evangelio (Marcos 16:15) y Dios salvará a aquellos que han sido “ordenados para vida eterna” (Hechos 13:48).

  1. Tuerce la Biblia

Tuercen… las Escrituras, para su propia perdición”. 2 Pedro 3:16

Torcer la Santa Palabra de Dios para hacer decir a Dios algo que Él no ha dicho, es un pecado gravísimo. Satanás (Gén. 3:1-5, Luc. 4:1-13) y los fariseos (Mat. 15:1-6) fueron culpables de esto.

Los falsos maestros se caracterizan por interpretar la Biblia erróneamente. En lugar de hacer exégesis del texto bíblico, hacen eiségesis del texto. La exégesis y la eiségesis son dos enfoques contradictorios en el estudio de la Biblia. La exégesis es la exposición o explicación de un texto basado en un análisis cuidadoso y objetivo. La palabra exégesis significa literalmente “sacar de”. Esto significa que el intérprete es llevado a sus conclusiones siguiendo el texto. El enfoque opuesto a la Escritura es la eiségesis, que es la interpretación de un pasaje basado en una lectura subjetiva y no analítica. La palabra eiségesis significa literalmente “conducir hacia el interior,” lo que significa que el intérprete inyecta sus propias ideas en el texto, haciendo que signifique lo que quiera.

Gebel tiene la predilección de escoger textos narrativos (historias) de la Biblia ya que son fáciles de torcer. Y tiende a evitar el predicar verdades proposicionales de las cartas del NT ya que son más difíciles de torcer. El patrón de Gebel es leer una historia del AT o del NT, dar una breve explicación y luego alegorizar su significado para aplicarlo a su audiencia. La interpretación alegórica de Gebel busca significados ocultos en el texto de acuerdo a su propia opinión subjetiva. Este método de interpretación literalmente puede hacer que la Biblia diga cualquier cosa que el intérprete desee. Gebel rechaza por completo principios básicos de interpretación como aquel que dice que nunca debemos confundir descripción (lo que sucedió) con prescripción (lo que se manda). Tampoco toma en cuenta el principio hermenéutico que dice que la Biblia no puede contradecirse a sí misma ni tampoco el que dice que cada pasaje bíblico tiene solo una interpretación pero muchas aplicaciones.

En su mensaje Sueños resucitados Gebel habla sobre la resurrección de un hombre después de que su cadáver tocó los huesos del profeta Eliseo (2 Reyes 13:21) y esto le lleva a decir a su audiencia que los sueños de ellos que hayan muerto pueden resucitar. Luego habla de la resurrección de Lázaro y dice que el milagro de resucitar los sueños muertos puede suceder si uno se atreve a correr la piedra en fe.

De manera similar, Gebel en un sermón titulado Vuelve a empezar dice que cuando David pecó, Dios lo perdonó y luego volvió a empezar. Lo mismo pasó con Moisés quien asesinó a un egipcio y luego de vivir 40 años como un fugitivo, volvió a empezar. Entonces, Gebel dice que uno debe ensanchar la mente, soñar en grande y actuar y así los matrimonios se van a arreglar y las deudas se van a cancelar si tan solo confiamos y volvemos a empezar.

  1. Promueve y defiende falsos maestros

No tienen al Espíritu”. Judas 19

Es imposible que un verdadero cristiano esté permanentemente bajo la influencia de enseñanzas erróneas. Algunos cristianos han seguido a falsos maestros y sus herejías por un tiempo pero Dios por Su gracia les ha abierto los ojos por medio de Su Palabra. En Juan 10:27, Jesús dijo, “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen,” en consecuencia,  los cristianos verdaderos no siguen la voz de falsos pastores. Esto es posible gracias a la obra del Espíritu Santo quien guía a todo creyente a toda la verdad (Juan 16:13).

Una de las evidencias de que Gebel no posee el Espíritu es su incapacidad para discernir entre el error y la verdad. Y es por esto que hace caso omiso a mandamientos bíblicos que dicen que debemos tapar las bocas de falsos maestros mediante la refutación de sus herejías (Tito 1:7-11), evitarlos (2 Tim. 3:5) y no participar de sus malas obras en absoluto (2 Juan 1:10-11). Gebel promociona, defiende, e invita a su iglesia a los peores falsos maestros que existen. Hay un dicho que dice, “Dime con quién andas y te diré quién eres”. Y la Biblia dice algo similar: “¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?” (Amós 3:3).
¿Por qué Gebel se asocia tan libremente con lobos rapaces? Respuesta: Porque él es un lobo rapaz disfrazado de oveja.

En una ocasión Gebel dijo:
“Yo siempre tengo el temor de Dios de que [pastores o apóstoles modernos] son siervos de Dios así estén predicando la peor herejía del mundo. Yo nunca les diría: ‘che, apóstata, te vas a quemar en el infierno’ porque venimos de una escuela de respetar al hombre de Dios”.

Este es otro ejemplo del nulo discernimiento espiritual de Gebel, ya que si alguien predica la peor herejía del mundo, es un hereje y no un hombre de Dios.

Benny Hinn

Aquí vemos como Hinn hizo que la gente de la iglesia de Gebel “cayera en trance en el espíritu”.

dante-gebel-junto-a-benny-hinn-2
dante-gebel-junto-a-benny-hinn
dante-gebel-junto-a-benny-hinn-3
benny-hinn-1
dante-gebel-imitando-a-benny-hinn
¿Quién es Benny Hinn?

Robert Schuller

Cash Luna

¿Quién es Cash Luna?

dante-gebel-junto-a-cash-luna

Morris Cerullo


¿Quién es Morris Cerullo?
morris-cerullo

Joel Osteen

Gebel predicando en Lakewood Church, la iglesia de Joel Osteen:

¿Quién es Joel Osteen?

  1. Es un soñador

“Estos soñadores”. Judas 8

Cualquiera que conozca a Gebel sabe que él tiene una especie de obsesión con la fama, el éxito y la búsqueda de los sueños personales en este mundo. Él dijo cierta vez que  Dios “nos ha dado sueños,” “que hará nuestro nombre perpetuo” y que “no tiene problema en darnos fama”. El problema es que Dios jamás ha prometido a los cristianos estas cosas sino más bien lo opuesto (Juan 15:18-19, Juan 16:33, 1 Juan 3:13).

Entonces, ¿Cómo Gebel puede justificar este tipo de enseñanzas pecaminosas y egoístas?

Aparte de sacar la Biblia de contexto, Gebel afirma que Dios se las revela en visiones privadas o sueños.

En su comentario de Judas, Thomas Schreiner dice sobre el verso 8 que los falsos maestros “recurren a sus sueños como una fuente de revelación, como una justificación para su estilo de vida. Los adversarios justifican su negligencia moral, apelando a los sueños los cuales creían que funcionaban como la aprobación divina por su comportamiento. Las Escrituras, por supuesto, no descarta todos los sueños (Ver Joel 2:28; Mateo 1:20; Hechos 2:17). Y, sin embargo también los falsos profetas apelaron a los sueños y fueron ampliamente criticados por su engaño en el Antiguo Testamento (Deut. 13: 1, 3, 5; Isaías 56: 9-12; Jer. 23: 25-32). La mera afirmación de tener un sueño de parte del Señor no valida todo lo que uno podría decir”.

En su libro llamado, El Código del Campeón, en el capítulo titulado Esa extraña raza de visionarios, Gebel dice haber recibido una visión de Dios donde asegura haber caminado en el espíritu por el estadio Vélez Sarsfield de Argentina, el cual estaba colmado de jóvenes.  Gebel describe así este supuesto sueño: “Había hecho un viaje a mi futuro y ahora estaba de regreso… había estado en mi futuro, y no cabía la menor duda de que eso iba a ocurrir”.

En otra ocasión Gebel afirma que recibió “una palabra puntual del Señor” quien le dijo: “Prométeme que me darás la gloria y yo traeré la gente desde el norte, sur, este y el oeste de la nación”.

En otra oportunidad Gebel afirma que Dios le adelantó lo que sucedería en el futuro, ¿y adivina qué? Según él, Dios va seguir dándole más éxitos terrenales a Gebel.

Tú podrías argumentar que en la Biblia leemos que Dios habló por medio de sueños a hombres piadosos para revelar su voluntad. Entonces, ¿qué hay de malo que lo haya hecho con Gebel? Además, todo lo que Gebel dice que Dios le ha revelado, ha sucedido. Eso parece ser un buen punto, pero la Biblia también nos dice que en Israel se levantaron falsos profetas que decían que Dios les hablaba por medio de sueños los cuales podían hacerse realidad (Deut. 13:1-5, Jer. 23:25–32)

Si esos sueños fueron voces que él escucho en su mente o fueron audibles o simplemente está mintiendo, no hace ninguna diferencia sobre el hecho de que los falsos maestros se caracterizan por ser soñadores y eso es exactamente el tipo de experiencias que Gebel dice haber recibido.

  1. Es irreverente y vulgar

¿Qué nos dice la Biblia sobre la seriedad y dignidad que debe caracterizar a un predicador fiel?

Pablo dijo a Timoteo:

“Exhorta asimismo a los jóvenes a que sean prudentes; presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad, palabra sana e irreprochable, de modo que el adversario se avergüence, y no tenga nada malo que decir de vosotros” (Tito 2:6-8).

Y a los Efesios dijo:

“Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias” (Efe. 5:3-4).

En el SC realizado en el Estadio Único el 2011, Gebel, cual comediante mundano, contó a modo de broma una sórdida historia de fornicación múltiple, enfermedades venéreas y un aborto con secuelas graves protagonizada por una menor de edad de 16 años.

En estos vídeos habla del pecado de la fornicación y del infierno de forma totalmente irresponsable y burlona.


Esa no es la manera en que se debe hablar de estos temas que tienen relación con la eternidad. Cuando confrontamos los pecados de nuestros hijos no lo hacemos con chistes, sino que hablamos con la seriedad y dignidad apropiadas debido a la gravedad del pecado y sus consecuencias eternas. Así también es con la predicación bíblica. Ni Jesús ni los apóstoles hablaron del pecado y del infierno de la forma trivial e irreverente en que Gebel lo hace.
Hablando de Lea, la hija de Labán, la describe como una mujer con “celulitis, varices, estrías, cráteres en la nalga, un ojo desviado, dientes disparejos, mal aliento, caspa, cabello florecido, pesa 144 kilos, es la hija fea de Labán, nunca tuvo la belleza de su hermana”.

A aquellos que están atrapados en el pecado de la pornografía, Dante les llama “masturbators,” lo cual causa risas en la audiencia.

Dante Gebel asegura que el pan y el vino de la Santa Cena pueden ser reemplazados por papas fritas y Coca-Cola y que “técnicamente no es un pecado”. Sus palabras son una mofa de la instrucción que nos dejó el mismo Señor Jesucristo (1 Cor. 11:23-26).

Conclusión

Estoy convencido de que Gebel sabe perfectamente que está engañando a la gente. Cuando se le acusa de predicar el falso evangelio de la prosperidad él se defiende haciendo mención a sus pocos mensajes medianamente bíblicos que plagió, ignorando el hecho de que su material antropocéntrico representa fácilmente el 90% del total de su material. A quienes muestran preocupación por sus faltas evidentes y que de manera respetuosa y bíblica le confrontan, él les acusa de ser fariseos o de tener envidia de su éxito. Las críticas lo enfurecen, y cree erróneamente que los cristianos jamás debemos criticar a nadie y aquellos que lo hacen son “parásitos del evangelio”. Gebel es un cínico sin remedio. Un lobo rapaz que usa a sus seguidores y a su iglesia para saciar su apetito por la fama, el poder y el dinero. Gebel está usando a las personas de su iglesia para cumplir sus sueños egoístas con la excusa de que todo lo hace para gloria de Dios cuando en realidad solo busca su propia gloria. Una muestra de esto es que en todo el material que produce su cara es infaltable y su nombre está escrito en letras grandes.
la-evolucion-de-dante

En la página de su iglesia se ve claramente lo que en realidad sucede en su iglesia: todo gira en torno a él y no en torno a Dios. En contraste, mira las páginas de las iglesias que han sido pastoreadas por décadas o fundadas por hombres como R. C. Sproul, John MacArthur o Miguel Núñez. Estos hombres entienden lo que quiso decir Pablo cuando dijo, “Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús” (2 Cor. 4:5).

Dante Gebel calza a la perfección con el perfil bíblico de un falso maestro: es blasfemo, arrogante, adulador, hereje, burlador, maldiciente, soñador e irreverente.

Solo espero que Dios tenga misericordia de sus seguidores y saque a muchos de ellos de las tinieblas a la luz.


[1] Plagio entre cristianos (Leer artículo)