Hay pocos temas que evocan tanta emoción como la política. La intensidad de las emociones es particularmente evidente durante las elecciones presidenciales.

Los pastores y el personal de la iglesia no son ajenos a las emociones políticas. De hecho, algunos de ellos pueden estar entre las personas más intensamente emocionales.

El objetivo de este artículo no es dar a entender que los pastores y el personal deben abandonar sus convicciones. Tampoco es para sugerir que el silencio es siempre la mejor opción.En cambio, espero que sea un recordatorio de diez temas que los pastores pueden querer considerar antes de publicar sus puntos de vista y comentarios políticos en las redes sociales.

  1. Debe recordar que usted es un embajador de Cristo. Todas sus palabras y escritos deben ser un reflejo de Él.
  2. Debe recordar que usted representa a su iglesia ante muchas personas. Sus palabras, para bien o para mal, son un reflejo directo de su congregación.
  3. No debe ser una piedra de tropiezo para los no creyentes. Muchos le están mirando.Muchos están leyendo sus palabras.
  4. Absténgase de publicar cuando sus emociones son intensas. Tome un descanso por un día.Si no lo hace, es probable que más tarde lo lamente.
  5. Debe recordar que otros están publicando a menudo en medio de su propia ira y emociones. Por lo general es mejor no hacerlos participar así.
  6. Recuerde que sus palabras son permanentes. En el momento en que publica, una persona probablemente guarde su artículo, aunque usted lo elimine más tarde.
  7. Debe entender que algunos miembros de su congregación probablemente tengan un punto de vista diferente al suyo. ¿Valdrá la pena su artículo la desunión que pueda ocasionar?
  8. Usted no debe ser una distracción para el Evangelio. La política es a menudo un desvío fácil de lo que realmente importa.
  9. Debe ser consciente de la amplia memoria política que muchas personas tienen. ¡Algunas personas están hablando hoy sobre los comentarios hechos por cristianos en la elección presidencial de hace cuatro años!
  10. Debe ser consciente de que sus opiniones políticas pueden causar desunión con otras iglesias de la comunidad. Asegúrese de que las palabras valen el precio que se paga.

El escritor de Eclesiastés nos recuerda en el capítulo 3, versículo 7 hay un “tiempo de callar y tiempo de hablar”. A causa del Evangelio, por favor asegúrese de que haber buscado la sabiduría de Dios para discernir qué tiempo es el de usted.

Permítame escuchar de usted.


Artículo original escrito en inglés por Thom Rainer (Ten Commandments for Pastors, Politics, and Social Media)