Por una senda marcada — Sesión 4: Un Líder para este Tiempo — Dr. Miguel Núñez

Conferencia Caminamos Por una senda marcada — Sesión 4- Un Líder para este Tiempo — Dr. Miguel Núñez

Estamos viviendo tiempos difíciles, se han experimentado cambios monumentales que quisas hace mucho tiempo atrás no nos hubieramos imaginado que ocurrirían en tan poco tiempo y de una manera tan radical. Raramente las cosas que ocurren en la sociedad dejan de afectar a la iglesia. Si es que esto algúna vez ha ocurrido.

En los tiempos de la Reforma los tiempos habían comenzado a cambiar, y el poder político y relegioso había comenzado a ser cuestionado por la misma sociedad de tal forma que ese clima en la sociedad le favoreció al movimiento de la reforma, sin embargo hoy en día los vientos soplan en contrarios al movimiento de la Iglesia. Leer más…

Por una senda marcada — Sesión 3: Predicando para Transformar — pr. Sugel Michelén

Conferencia Caminando por una senda marcada — Sesión 3- Predicando para Transformar — pr. Sugel Michelén

19:00 Hrs. Temuco, Chile.
Uno de los elementos más misteriosos de la predicación es la obra del Espíritu Santo en el acto de predicar.

Hay ocaciones en que las predicadores experimentan una libertad inusual en el pulpito, las ideas brotan de nuestras mentes a borbotones, realmente estamos atrapados por el mensaje que proclamamos, y sobre todo en ese momento nos inunda un deseo genuino, un deseo ferviente de que nuestro Señor Jesucristo sea glorificado, y que las almas de los oyentes sean edificadas, sean bendecidas. Pero sabemos que esto no siempre se experimenta en el mismo grado. Leer más…

Por una senda marcada — Sesión 2: El poder transformador del Evangelio — pr. Sugel Michelén

Conferencia caminando por una senda marcada — Sesión 2- El poder transformador del Evangelio — pr. Sugel Michelen

21:00 Hrs. Temuco, Chile.

Lectura Bíblica: 2 Corintios 4:1-6
El famoso predicador del siglo pasado Donald Grey Barnhouse Th.D (1895 – 1960) hizo la siguiente pregunta ¿Cómo luciria una ciudad si el diablo tomara control total sobre ella? La respuesta fue: «Todos los bares cerrarían, la pornografía se devanecería, las calles relucientes estarían llenas de personas bien arregladas que sonreían el uno al otro. Los niños dirían: “Sí, señor”, “No, señora”, y las iglesias estarían llenas cada domingo… Sólo que Cristo no sería predicado en ellas». Leer más…

Por una senda marcada — Sesión 1: ¿Qué es el Evangelio? — Dr. Miguel Núñez

Conferencia Caminamos por una senda marcada — Sesión 1- ¿Qué es el Evangelio?

19:00 Hrs. Temuco, Chile.
Abrir La Palabra de Dios es comenzar a trillar por terreno Santo. Aunque esto es de gozo para nosotros es una gran responsabilidad. Cristo abrió su mensaje del evangelio escrito en Sangre y esto da temor.

¿Por qué hablar del evangelio otra vez?

¿Cómo es que veinte siglos despues de la muerte y resurección de nuestro Señor Jesucristo tengamos que pausar y organizar conferencias, y escribir libros otra vez acerca del mensaje que tiene 2000 años siendo predicado? ¿Se nos ha olvidado que es el Evangelio?  …¿Necesitamos esclarecer y fortalecer el mensaje del Evangelio 2000 años después de la resurección de Cristo?

¿Cómo es que generaciones anteriores no tuvieron dificultad en entender e identificar el corazón del mensaje del Evangelio y nosotros sí tenemos una cierta dificultad en medio de tanta información? La generación más informada, más comunicada, es la que está teniendo más dificultad en entender y descifrar el mensaje del Evangelio de todos los demás que están en la historia …hemos perdido la simpleza, y con la perdida de la simpleza, hemos perdido el poder del Evangelio, el Evangelio no lo ha perdido, nosotros lo hemos perdido, porque no lo hemos estado usando como Dios entregó Su mensaje.

…el poder de lo que es la evangelización del mundo, de lo que queda por hacer, no radicará nunca en lo que son las estrategias humanas o en la oratoria del predicador, sino en el poder de Su Palabra.

Pablo dice en Romanos 1.16: “No me avergüenzo del evangelio”…podemos especular un tanto al revisar la historia del apóstol Pablo, tuvo malas experiencias en su evangelización, estuvo en prisión y en circunstancias difíciles, él dice: “la causa ha sido el evangelio y yo no averguezo de éste mensaje”. Pablo sabía que tenía un gran mensaje y una gran responsabilidad sobre sus hombros.

Cada vez que nosotros diluímos el evangelio, disfrazamos el evangelio, maquillamos el evangelio, debilitamos el evangelio, es una manera de avergonzarnos del evangelio.

La importancia del Mensaje

Las generaciones se han ido moviendo y cada vez son más antropocentricas, mucho más centradas en el hombre, en esa misma medida las generaciones se han ido apartando de la centralidad del Evangelio y se nos ha olvidado que en primer lugar que el Evangelio es acerca de la obra de Dios en la persona de Jesús y luego acerca de la redención del hombre. ¡El evangelio tiene que ver con Dios en pimer lugar! La Biblia es Dioscentrica de principio a fin. Tu abres la Palabra y dice: ¡En el principio creó Dios! Tú cierras la Palabra y te encuentras adorando al Cordero que fue inmolado.

La cruz de Cristo y la resurrección (1 Coritios 15:1-5 )

Debemos recordar la centralidad del mensaje de La Cruz, y la centralidad de la Resurrección con La Cruz. Si no entendemos estos dos eventos, nosotros vamos a desviarnos de aquello que ha definido la Fe cristiana por tanto tiempo.

Pablo quiere que la iglesia que está en Corintios, sepa que el mensaje que les ha dado, y que recibió del Señor Jesús, es exactamente lo mismo que se estará pasando a la siguiente generación.

Pablo está testificando lo que él recibió (Gálatas 1:11-12)

Pablo es fiel al mensaje que recibió, nosotros debemos ser fieles al mensaje que recibimos del Evangelio.

¿Podemos caminar con la conciencia limpia de que hemos predicado el Evangelio fielmente? ¿No hemos maquillado el evangelio? ¿Estamos seguros que no hemos diluido el evangelio? ¿Estamos tratando de satisfacer la mente del hombre moderno o estamos tratando de complacer a Dios quien nos dio a su Hijo Jesús?

¿Qué es el evangelio?

La palabra en el original esαγγέλιον y esta palabra aparece en el Nuevo Testamento unas 76 veces, significa “Buenas Nuevas”, el verbo implica traer buenas nuevas. Ese mensaje para el hombre antes de ser buenas nuevas debe ser malas nuevas. En la antiguedad era un mensajero que traía un mensaje, pero que iba acompañado de gozo. Un mensaje de victora que pudiera traer gozo.

El Antiguo Testamento habló de la crucificción de Cristo, (Isaías 53) es suficiente para hablar de La Cruz, habló de la Resurreción cuando dice que su cuerpo no vería corrupción (Salmo 16:10).

La iglesia primitiva se levantó por La Cruz de Cristo y de la Resurrección de nuestro Señor Jesucristo,

Pablo nos recuerda que el único mensaje que puede producir salvación en el hombre es La Cruz de Cristo y su Resurrección.

La cruz de Cristo divorciada de la Resurrección de Cristo se queda sin propósito, sin sentido y sin significado. Si no tenemos claro nos olvidaremos de la centralidad del mensaje que es lo que la ha ocurrido a la iglesia recientemente.

El Evangelio es poderoso y Satanás conoce su poder, por esto ha tratado de oponerse al Evangelio desde la iglesia del primer Siglo

Otro evangelio no es el Evangelio, si al evangelio le agregas algo o le diluyes algo deja de ser el evangelio.

En 2 Corintios 2:17 Comerciando el evangelio. En Efesios falsos apóstoles. En Colosas había gente que estaba predicando filosofía de hombre. En Filipos habían algunos enemigos de La Cruz (Filipenses 3:8).

En Tesalónica se habían infiltrado algunas herejías sobre la venida del Señor. Algunos pensaron que la venida del Señor ya se había dado.

En la iglesia de los Gálatas 1:6-11 hubo gente que trató de pervertir el Evangelio. Si diluyes el Envangelio deja de Ser el evangelio. Pablo usa palabras fuertes para llamar a quienes diluyen el Evangelio. Pablo llama anatemas a cualquiera que diluya el evangelio.

Si abandonas el evangelio de La Cruz abandonas a Cristo.

Un puritando dijo: “Es algo terrible irnos desde los bancos del evangelio al infierno, pero irme del púlpito es algo peor”.

Pablo pronuncia una maldición sobre los que pervierten el Evangelio.

Cantaremos por toda la eternidad el evangelio. Sin duda es el mensaje del Cordero inmolado.

Sobre la Ley y el Evangelio:

  1. La Ley nos da el conocimiento de nuestro pecado
  2. La Ley nos da entendimiento del carácter Santo de Dios.

La ley de Dios más que salvar al hombre condenaba al hombre. Ninguno de los hombres puede ser justificado a través de la ley (Romanos 3:20).

Ahora podemos obtener la justicia de Dios a través del Evangelio de Jesucristo por medio de la fe.

Esto es buenas nuevas.

Si la ley era buena y perfecta cuando Dios nos entregó La Ley puso de manifiesto mi pecado, agrandando mi culpa y mi condenación, ahora por medio de la fe en nuestro Señor Jesucristo puedes obtener lo que La Ley no podía darte.

¿Cómo vas a entrar al Cielo si no eres perfecto ni santo?

La única manera de entrar al Cielo es con una santidad perfecta, no la puedo  obtener por mi mismo, sólo a través de Cristo. Por medio de Jesús, sólo por la fe en Jesús.

Dios enviaba a todos al Infierno o enviaba a su Hijo a La Cruz para salvar. Lo que nos condena es la Santidad de Dios. Necesitamos un mediador.

Los profeta Isaías y Habacuc, nos demuestran que la Santidad de Dios es traumática para el hombre, la perfección de su ley nos condena, es la santidad de Dios que requiere La Cruz para que nosotros podamos entrar al Cielo. La justicia de Dios estaría disponible por medio de Cristo.

Cuando nosotros predicamos, cantamos, escuchamos el evangelio no creas que es una noticia vieja, nosotros necesitamos el evangelio todos los días.

Cristo nos ha salvado sin ningún esfuerzo humano, sólo por Cristo. Dios nos ha declarado justos sin serlo delante de la corte celestial.

La salvación no es gratis, es gratis para mi, pero lo costó al padre la vida de su Hijo, y le costo a su Hijo su propia Sangre.

Él pagó para que fuera dejado en libertad

La justificación es forence, un término judicial, esto representó la controversia central de la reforma y tenía que ver con la justificación. De qué manera era el hombre declarado Justo delante Dios.

Somos salvos sólo por medio de la gracia debido al Sacrificio en La Cruz la Sangre derramada y la Resurreción tres días despues. Pero Roma decía: “No, es por obras, si sus obras buenas durante la vida eran más que las malas, Dios lo declaraba justo. Lutero decía ¡NO! ¡ANATEMA!

Nuestras obras finitas están contamidas con el pecado

Las buenas nuevas es que yo estaba condenado, imposibilitado de entrar a su presencia, imposibilitado de cumplir las obras de la ley. Dios envió a su propio Hijo, hizo caer todo el peso de la Justicia de Dios, que no conocía pecado, lo hizo pecado, para que él que creyera en él llegara a ser Justificado en él.

Redención

Dios nos compró de la esclavitud del pecado para dejarnos libres para siempre. Otra forma de redención era terminar una enemistad entre dos personas cuando la mayor persona da el primer pazo. Cristo cubrió mi pecado y aplacó la justicia de Dios que pendía hacia mí.

¿De quién Dios te salvo?

Dios te salvó de sí mismo, de la Ira de Dios que pendía sobre ti, lo hizo por medio de la muerte y Resurrección de su Hijo.

Romanos 3:25 …Dios pasó por alto los pecados, en La Cruz demostró que el es Justo y a través de la sangre de La Cruz nos redimió. La justicia de Dios fue eternamente satisfecha por el sacrificio de Cristo.


Puedes escuchar el Sermón completo en el siguiente link: goo.gl/WXSqDj

 

Conferencia Caminamos por una senda marcada

Conferencia Caminamos por una senda marcada

Se dice que Chile es el último rincón del mundo, que Chile queda lejos de todo, si la Reforma llegó tarde a nuestro continente cuanto más a nuestro país, en un mes en el que Chile está inmerso en un ambiente futbolístico debido a la Copa América del cual nuestro país es sede, un grupo de hermanos se ha unido para realizar un evento interdenominacional con un único propósito, glorificar a Dios. Leer más…

Tullian Tchividjian y el desvío de la doctrina de la santificación

Tullian Tchividjian y el desvío de la doctrina de la santificación

La razón básica por la que alguien puede adulterar es que el “adulterio” es una “obra de la carne” (Gálatas 5:19).
La razón básica por la que un creyente puede adulterar es porque la “carne” aún permanece en él (Gálatas 5:16,17).
Por esto el creyente que busca permanecer firme debe “mirar que no caiga” (1 Corintios 10:12). Es necesario que constantemente “limpiemos toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios” (2 Corintios 7:1). Leer más…

Dioses que Fallan — Timothy Keller

Dioses que Fallan Timothy Keller

Existen muchas y buenas razones para leer un libro de Timothy Keller. De entrada, sus escritos recogen sus atinadas reflexiones sobre la realidad política, económica y cultural de nuestra sociedad Occidental. Esto, de por sí, los hace muy interesantes. Pero, sobre todo, el pastor de Nueva York tiene una rara habilidad para mostrar la relevancia de la Biblia para ese mismo mundo actual, y, en particular, la pertinencia del mensaje del evangelio.
Leer más…